Google Translate available in: English Português

El 11 de agosto, la Conferencia Episcopal de Venezuela publicó una declaración sobre el surprinsg muchos. Si bien condenó las irregularidades cometidas por el gobierno, sugirió firmemente que la oposición necesita elaborar una estrategia alternativa para movilizar a los venezolanos.

[An electoral boycott] no es suficiente, deben asumir la responsabilidad de encontrar una solución y generar propuestas que durante años han creído en ellas. La simple abstención aumentará el escote sociopolítico del país, así como la desesperación con respecto al futuro. Esta decisión de abstenerse niega a los ciudadanos venezolanos un instrumento válido para defender sus derechos en la Asamblea Nacional. No participar en las elecciones parlamentarias y en el llamado a la abstención provocará la desmovilización del pueblo, el abandono de la acción política y la renuncia a los esfuerzos para demostrar su fuerza.

La declaración tomó a la oposición por sorpresa,sin embargo, algunos comentaristas señalaron que simplemente revela que la Iglesia no es un monolito. Las voces radicales de la oposición dijeron que la postura de la Iglesia es lamentable y que los obispos no están interpretando correctamente la situación política del país.

  • Las protestas postelectoral en Belarús han vuelto a encender la discusión sobre la forma en que la participación en elecciones injustas puede utilizarse para movilizar a la gente contra un régimen autoritario. Francisco Rodríguez y Pilar Navarro escribieron un artículo para Chatham House sobre lo que la oposición venezolana podría aprender del caso de Surinam.

Presión y compromiso internacional

Una declaración del Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, reveló que había estado llevando a cabo negociaciones de alto nivel sobre las elecciones venezolanas. Sugirió que tenía que «concluir que las condiciones no se cumplen, en esta etapa, para un proceso electoral transparente, inclusivo, libre y justo». Dijo que sugirió al gobierno que extendieran los plazos electorales, lo que finalmente hicieron,por una semana.

También señaló que había recibido una invitación del gobierno venezolano para que la UE «desplegara una ‘misión de acompañamiento electoral’, un concepto ajeno a la práctica de la Unión». En la última década, el Consejo Nacional Electoral sólo ha permitido grupos nacionales de observación electoral. Los grupos internacionales sólo pueden participar en el «acompañamiento», lo que significa que no tienen independencia de movimiento o acceso, y generalmente poca experiencia en las elecciones. Borrell dijo que «para desplegar una Misión de Observación Electoral, la UE requiere condiciones mínimas garantizadas de credibilidad, transparencia e inclusión, y la capacidad de observar el proceso electoral sin interferencias, incluido el acceso sin obstáculos».

  • Veintiocho países publicaron una declaración instando a todos los partidos políticos, instituciones y sociedad civil venezolanas a comprometerse con el objetivo de un gobierno de transición que lleve al país a las elecciones presidenciales lo antes posible. La declaración afirma: «Las elecciones a la Asamblea Nacional por sí solas no presentan una solución política y, en cambio, pueden polarizar aún más una sociedad ya dividida».
  • El Departamento de Estado publicó la declaración sin especificar los signatarios. Sin embargo, el Gobierno Provisional de Juan Guaidó publicó la lista que ascendía principalmente a países en la órbita de influencia de Los Estados Unidos, incluidos los jugadores relevantes como Canadá, Brasil, Perú y el Reino Unido Ausente, fueron la mayoría de los principales actores del Grupo Lima y del Grupo de Contacto Internacional como Uruguay, Argentina (respuesta aquí),España (respuesta Francia,Italia, Alemania y los países escandinavos.
  • Guaidó expresó su gratitud a los países que firmaron la declaración y dijo que el objetivo de la oposición es recuperar las calles y consolidar un gobierno de emergencia nacional. El gobierno venezolano calificó la declaración de«intervencionista extravagante y absurda»que Estados Unidos lo redactó para sabotear el proceso electoral de Venezuela.

Coalición Maduro

  • Los partidos minoritarios progubernamentales, incluido el histórico Partido Comunista, anunciaron su intención de formar una amplia coalición alternativa a nivel nacional y presentar candidatos independientes del Partido Socialista (PSUV) para las elecciones de diciembre. El gobierno criticó esta decisión y el miércoles intervino la sede del Partido Comunista. Algunos creadores de opinión han criticado la falta de la oposición para hablar.
  • La Corte Suprema (TSJ) nombró una junta directiva ad hoc para el partido político Chavista Tupamaros después de que las fracciones internas impugnaron la dirección del partido.
  • Maduro anunció que la Asamblea Nacional Constituyente duraría hasta diciembre, pero no dio ningún detalle si la Asamblea redacta una nueva constitución.

Ayuda Humanitaria

  • La Cruz Roja envió 13 toneladas de ayuda humanitaria a Venezuela en la lucha que da al país contra la pandemia.
  • USAID, junto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dará 1,8 millones de dólares a diversos proyectos que beneficiarán a los migrantes venezolanos y a cuatro países de acogida (Brasil, Colombia, Perú y Trinidad y Tobago).
  • El gobierno de Maduro anunció que un avión con 230 médicos cubanos llegó a Venezuela para apoyar a los pacientes con COVID-19.
  • La Fundación Simón Bolívar, una organización privada sin fines de lucro de la Corporación petrolera CITGO, controlada por la oposición, anunció que donaría un millón de dólares a tres organizaciones sin fines de lucro reconocidas internacionalmente para ayudar con la crisis humanitaria de Venezuela.

Covid-19

  • Una figura destacada del Chavismo y gobernador del Distrito Capital, Darío Vivas, murió de COVID-19. Es el primer actor político importante en morir después de que varios políticos chavistas de alto rango hayan dado positivo por el virus en las últimas semanas.
  • Hasta el momento, el país tiene un total de 35.697 casos COVID-19 y 297 muertes, pero en las últimas semanas tanto los casos como las muertes están aumentando rápidamente.

Violencia

  • El monitor Utopix registró 157 feminicidios entre enero y julio de 2020. Durante el mismo período de 2019, la cifra fue de 99. Los expertos dicen que el aumento de los feminicidios está relacionado con el bloqueo para evitar la propagación de COVID-19.

Sociedad Civil

  • Ochenta y cinco organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos pidieron a los Estados del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que renovaran y fortalecieran la Misión Internacional Independiente de Búsqueda de Hechos sobre Venezuela en la próxima sesión del Consejo.
  • Los medios de comunicación independientes y las organizaciones de la sociedad civil están activando mecanismos para monitorear, informar, investigar y dar seguimiento a las elecciones legislativas de diciembre.
  • El Observatorio Venezolano de Conflictos Sociales (OVCS) registró 649 protestas en el país durante julio. La gran mayoría de las manifestaciones se refieren a las demandas socioeconómicas o a las deficiencias sanitarias y de servicios públicos.

Sanciones

  • Al parecer, Estados Unidos está considerando un endurecimiento de las sanciones. Bloomberg sugiere que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos podría apuntar a los intercambios de petróleo por alimentos o combustible. Las fuentes de Reuters dicen que Estados Unidos no renovará algunas licencias existentes otorgadas para las empresas que todavía trabajan con la petrolera estatal venezolana, cuando expiren en octubre.
  • Muchos venezolanos que confían en la televisión por cable para su entretenimiento recibieron con el alivio el anuncio de que DirecTV reanudará sus operaciones. La firma chilena de inversión Scale Capital anunció que llegó a un acuerdo con DirecTV Latinoamérica para hacerse cargo del servicio de suscripción en Venezuela.